Happy Halloween

Publicado por Hikari | Etiquetas: | Posted On lunes, 31 de octubre de 2011 at 19:13





Buenas noches queridos mortales


Bienvenidos al especial de la noche de los muertos de Más Allá de la Realidad. Espero que tengan ustedes su buen puñado de caramelos preparados para disfrutar de esta noche a tope!
Servidora se va de cena a casa de unos amigos, a hacer el tonto y a comer mucho! jaja Hemos hecho unas magdalenas con chocobons rellenas de nutella... que no son magdalenas... SON UNA BOMBA! juas xD


En fin, noches como hoy afloran los monstruos internos de muchas personas. Yo quiero presentaros mi otro yo... mi cara oculta... mi instinto asesino...


Un placer conoceros... Espero que nos veamos pronto... 

Yo espero que no :D Eeeen fin, estuve un tiempo pensando qué hacer para el día de hoy (porque sé que era difícil mejorar a Johnny disfrazado de Edward Cullen xD), y este año he decidido hacer una historia de miedo, un género con el que no estoy muy familiarizada (y con el que tampoco me gustaría estarlo xD). Y bueno, al principio quería hacer un relato cortito... pero como no me salía nada, al final he hecho otra historia mezclando paranoias mías, sueños y de más xD

Así que nada, la historia de hoy, al ser más larga os la presento de otra forma (bueno, de la misma en que podéis descargar Last Century, en realidad xD). Esta manera de subir las historias la vi en el blog de Hollie, y me encantó (tanto la forma de subirlo como lo que escribe la chica jeje).
En fin, podéis ver la historia clicando a la imagen de aquí abajo ^^


Bueno... la imagen no quiere decir que sea de mucho miedo... es sólo que me ha hecho gracia jaja Esto... si alguien se siente identificado en algún momento de la historia... que no me eche nada en cara :D




Happy Halloween ☺

Crónica de Halloween

Publicado por Hikari | Etiquetas: | Posted On domingo, 30 de octubre de 2011 at 12:11

Sí, sé que lo estabais esperando, lo sé... jajaja
La semana pasada fue la fiesta de Halloween de medicina. Llegamos a Vilanova en tren... un tren donde terminamos de montar nuestro disfraz xD ¿De qué íbamos? Señoras... señores... íbamos disfrazados de...

ESPERMATOZOIDES

Ooooouuuh yeaaaaah! xD Porque somos así de guays xD En fin, luego os explico la actuación xDDD
Llegamos a la estación de Vilanova y nos vinieron a recoger en autocar, para llevarnos, a los pobreticos que no  teníamos/no querían llevar coche, hasta la casa de colonias donde era la fiesta.

Estaba ambientado (bueno, ellos iban disfrazados de eso más bien) como un antiguo internado, de los que se castigan con mano excesivamente dura a los estudiantes xD Y nada, dejamos las cosas y fuimos para la zona de la gincana. Ahí nos jugábamos las camas, porque no había camas para todos. Bebimos mucho (porque la gincana normalmente consiste únicamente en emborracharte y reirte mucho). Pero si llevas esa mentalidad.... pasa que no ganas la cama xDDD Pero bueno, la otra mitad del grupo sí las ganaron, así que dormimos por parejas jaja

Luego cenamos un bocata mientras bailábamos y nos hacíamos fotos tontas y demás. Y, por grupos, iban sacando a gente para hacer el tunel del terror en mitad del bosque, oscuro.... muy oscuro... y sin linterna (cabrones, con lo cagada que yo soy xD). Por suerte, ninguno son profesionales y no daba mucho miedo xD

En fin, luego a vestirse corriendo para el concurso de disfraces xD Éramos 14 espermatozoides y dos agentes vagina (ellos decidían quien pasaba y quien no xDD). Íbamos vestidos de blanco, con la cara cubierta de polvos de talco, un gorro puntiagudo blanco, con el núcleo 23X o 23Y (depende de si éramos chica o chico), y un dorsal en la espalda, como buenos competidores que somos, que ponía:

SPZ
4.503.062
PA'LANTE, NO?

Número de espermatozoide y el slogan de la carrera xDDDD Ese era mi número jajaja.


En fin, nuestro grupo nos llamamos "El milagro de la vida". Hay vídeo, pero como lo hicimos al aire libre, con sólo unas luces rojas, no se ve un pijo... Así que os describo como iba la actuación.
Primero, salieron los dos chicos (los agentes vagina), pero en plan pareja (uno llevaba una peluca rubia, yo me partía xD), que se encontraban y oh! I'm in love xD (todo esto con la canción de Je t'aime de fondo). Luego, cuando salían ellos, entrábamos los espermatozoides todo motivados, con la canción de Voy a pasármelo bien, calentábamos, y nos poníamos a bailar jaja Luego, aparecían los agentes vagina (en plan seguratas jaja), con la canción de Personal Jesus (2:23). Y luego, al sonido de un orgasmo masculino, salíamos todos corriendo con la canción de Benny Hill xDDDD Menos 3, el resto se murió. Yo pasé la segunda, y el último que pasó fue un amigo, pagando a los seguratas jaja. Y entonces empezaba la cámara lenta (xDDD) con la canción de Carros de fuego. El chico tiraba a la chica, yo me tropezaba con ella y nos arrastrábamos intentando impedir que llegara al óvulo (recuerdo que todo a cámara lenta xD). Pero finalmente el espermatozoide chico entraba en el óvulo (una sábana con un montón de cosas dentro haciendo bulto, que en el último momento se nos desmontó un poco xDDD), mientras sonaba el himno de la Champions xDDD

Y esa fue nuestra actuación xDD Quedamos terceros! jaja Estamos como cabras, lo sé, pero nos lo pasamos tan bien siempre..... jajaja

Yo me fui a dormir sobre las 4 o así, porque he estado enfermita de lo mío, y con sólo hacer un pequeño esfuerzo me dolía al respirar, así que me dije "Enough for today" (sí, yo conmigo misma hablo en inglés xD). Pero 2 horas más tarde vinieron todos a la habitación, bastante alterados de la noche xD Mira, no me reía porque estaba hecha polvo, pero si hubiera estado bien me hubiera partido jajaja Había uno que era incapaz de callarse, y estaban todos que no paraban de reír. Pero luego llegó el momento en que yo me partí de risa, pero os juro que no podía más xD Os cuento:
Dormíamos 2 personas por cama, cada uno con su saco de dormir (el cual resbala bastante), pero con una sola almohada. Bueno, yo dormía pegada a la pared, y estaba de lado de cara a la pared, para ocupar menos sitio. Mi compi de cama tiene la manía de abrazar la almohada siempre que duerme, y era bastante molesto notar como tu cabeza se movía sabiendo que era la otra que estaba tirando de la almohada. Total, que empecé a estar incómoda y me quise dar la vuelta. Fue levantar la cabeza de la almohada, y al tirar mi compi de cama de ella, paf.... se cayó al suelo por inercia xDDDDDDD Me reí tanto jajajajajaja

Y nada, luego a las 9 de la mañana en pie, porque había que recoger y desayunar, y el bus nos venía a buscar a las 10... Estaba tan hecha pooolvooo.... Pero no me quise echar siesta porque luego por la noche me resulta imposible dormir.... pues toda la tarde con la tontería jajaja (por eso no pude escribir lo del juego de imaginación el sábado jaja).

Y nada, esa fue la fiesta de Halloween xD Mañana cenaremos en casa de una amiga, porque el día uno es el cumple de una friend y le hemos preparado unas cosillas :)



Hikari

Juego de imaginación

Publicado por Hikari | Etiquetas: | Posted On sábado, 29 de octubre de 2011 at 12:33

Bien, otro sábado estamos aquí con el juego de imaginación :D Recuperemos la rutina de los sábados jeje Bueno, el resultado de esta semana:

  • Al principio era la música... pero luego cocina avanzó. Y tras unos días de empate-desempate-empate, por fin ayer por la noche desempató (menos mal), y antes de que apareciera otro amante de la música, y a menos de dos horas de terminar la encuesta, decidí cerrarla para no tener que decidir yo. Así que Arisu hará cocina :D
Así que nada, vamos al lío!

      Arisu despertó, por segundo día, en el dormitorio de aquel nuevo colegio. Aún se sentía extraña al abrir los ojos y ver una habitación a primera vista desconocida, pero se decía para sí misma que todo era cuestión de acostumbrarse.
      Fue al instituto hablando con Akimoto, y en la puerta de sus respectivas clases  se separaron. Arisu entró en clase, pero pocas personas estaban sentadas allí dentro. Dejó sus cosas en su asiento y saludó a Fukuyama a su lado, quien estaba leyendo un libro.
      – ¿Qué lees? – preguntó Arisu, intentando ser amable. El aire de soledad que rodeaba a esa chica la atraía. La sentía como una niña pequeña que se había perdido.
      – Pues – dijo la chica un poco sobresaltada. Parecía no estar acostumbrada a que la gente le hablara sin más –, es un libro para el club de literatura. Ahora estamos con el género de terror, así que estoy leyendo IT.
      – Ese es de Stephen King, ¿no?
      – ¿Lo has leído? – dijo Fukuyama entusiasmada. Sus ojos brillaban de emoción. Parecían gustarle realmente los libros.
      – No... – contestó Arisu con mal sabor de boca. Se sentía, por algún motivo, como si estuviera rompiendo sus ilusiones. – Pero he visto la película.
      Las dos chicas estuvieron hablando un rato sobre libros, y sobre sus adaptaciones cinematográficas, pasando un buen rato.
      – Por cierto, si quieres – decía Fukuyama, algo tímida – puedes llamarme Mio.
      Mio, ese nombre empezó a dar vueltas en su cabeza. "La tonta de Mio" recordó que dijo Mayu el día anterior. Sin poder contestar se la quedó mirando fijamente por unos instantes, lo cual hizo incomodar a Fukuyama, que sentía que no había hecho bien al pretender que la llamara por su nombre de pila. A pesar de lo que dijera o pensara Mayu, Fukuyama no le había parecido una niña tonta, y si ese era el caso, seria ella quien debiera descubrirlo, así que decidió darle una oportunidad.
      – Claro – dijo Arisu con una sonrisa. – Tú puedes llamarme Arisu si quieres.
      Siguieron hablando otro rato mientras el resto de alumnos iba llegando. Apareció Mayu por la puerta, desperezándose. Al verla, Mio regresó a su libro, aislándose nuevamente del mundo. Arisu, extrañada, miró hacia la puerta y vio allí a Mayu, saludándola con una sonrisa. Al pasar por al lado de Mio, golpeó su mesa con el pie, haciendo que la tabla de la mesa golpeara a la chica.
      – Uy, perdón – se disculpó Mayu. Arisu se fijó en el tono de voz, que no parecía un tono de arrepentimiento, sino más bien de burla.
      Mio no hizo nada, siguió leyendo su libro, sin apartar la vista de él. Al fijarse bien en su rostro, Arisu pudo ver en Mio unos ojos tristes. Pareció comprender lo que pasaba entre aquellas dos.
      Llegó la hora de la comida, y Mayu la invitó, como el día anterior, a comer con ellas. Pero Arisu se disculpó, porque quería ir a hablar con la tutora sobre los clubes.
      Llamó a la puerta de la sala de profesores, y encontró a Ebisawa charlando muy próximamente con un hombro que, tal y como vestía, parecía ser el profesor de educación física.
      – ¡Ah, Arisu! ¿Querías algo? – preguntó Ebisawa sobresaltada. No la había visto entrar, y la sorprendió verla allí de repente.
      – Quería preguntarle sobre los clubes... – Arisu intentaba aguantar la risa. Parecía que le había cortado el rollo a su profesora. – Me gustaría unirme a alguno, pero aún no lo tengo muy claro.
      – Ah, muy bien, muy bien – repetía una y otra vez, mientras buscaba sobre su mesa un papel con la información de cada club. – ¿Te han informado de las opciones que tienes?
      – Sí. La verdad es que dudo entre dos: Música y Cocina.
      – Ah, música es un club muy bonito. ¿Sabes tocar algún instrumento? – preguntó curiosa Ebisawa.
      – El piano. Y un poco la guitarra.
      – Hm – Ebisawa parecía estar pensando en algo, y su cara era portadora de malas noticias –. ¿Y no sabes tocar ningún otro? Es que pianista ya hay... Aunque siempre podríais tocar a dos manos – decía con una sonrisa, intentando darle la posibilidad de que se uniera al club.
      – Ah. ¿Y cocina? – preguntó Arisu, ya que todavía no le había dado información sobre el club.
      – Pues nos reunimos los martes, miércoles y viernes y voy trayendo recetas para probar cosas nuevas. ¡Ah! Bueno, hablo en primera persona porque yo soy la tutora de ese club – rió tímida Ebisawa.
      El que hiciera tanta publicidad del club de música en vez del suyo que era el de cocina, hizo pensar a Arisu que tal vez no tenía mucha idea sobre cocina y que había acabado en ese club de rebote. Eso le llamó la atención, y le pareció que podría ser divertido. Así que decidió unirse a ese club. Ebisawa le entregó la solicitud de entrada al club, y, tras rellenarla, Arisu fue a comer algo antes de empezar las clases de nuevo.
      El día pasó y Arisu regresó al dormitorio. Llegó a su habitación y dejó las cosas. Akimoto todavía no había vuelto. Se relajó un rato llamando a su madre, para contarle como iban las cosas, y después de colgar, se sentó en la silla para hacer los deberes. Cuando estaba apunto de empezar, Akimoto apareció por la puerta. Estaba alicaída y, nada más entrar, se tumbó en la cama. Arisu sintió que aquel no era el momento oportuno para preguntar, así que decidió dejarla tranquila para que se calmara y siguió trabajando.


Esto de escribir sin tener nada planeado mola jaja En fin, ¡PREGUNTA!

Hacer deberes sin música es muy aburrido, pero tampoco quieres poner la música fuerte para incomodar a Akimoto, quien no parece pasar un buen momento. ¿Qué haces?

  • Pongo la música pero con el volumen bajo.
  • Pongo la música con un volumen normal. Si la música amansa a las fieras, seguro que se anima.
  • Me pongo los auriculares para no molestar.
  • No me la pongo, que también tengo que saber trabajar sin música.
Y ya está... ¿Os resulta familiar la pregunta? :D



© Hikari

Cadenas de búsqueda

Publicado por Hikari | Etiquetas: | Posted On jueves, 27 de octubre de 2011 at 10:26

Realmente siempre quise hacer una entrada así... y hoy me he decidido a mirar las cadenas de búsquedas... realmente la gente llega así a mi blog? xDDD

     Balder y el sapo; armas de balder; balder el tierno - para que luego se me queje el muchacho que nadie lo quiere.... mira como lo buscan por internet... y encima lo llaman tierno.
     Hombres quemando traseros - bueno, no creo que este sea el lugar que estás buscando, amig@....
     No había habitaciones libres y dormí con mi madre - vaya, pobre... espero que la noche pasara sin incidentes...
     Giró lentamente el pomo de la puerta - y apareció aquí de casualidad....
     masalladelaputarealidad - si es que es verdad.... puta mierda de vida esta....
     Son correctas 58 pulsaciones - vas un poco lentillo, pero sí, son correctas :D
     hombre tirado en el piso y un vestido - ¿el vestido también estaba tirado? ¿O lo llevaba el hombre?
     chica tetas port aventura halloween 2011 - ¡Os juro que no era yo esa chica! De verdad... 
     como manejar a tu exclavo - con X de Mixta! Bueno, lo primero hay que hablarle con autoridad... y si no responde... improvisa ôô
     tengo el instinto asesino a flor de piel - y yo, y yo... es que hay gente que me cabrea tanto que simplemente me ponen de muy mala hostia....
     hiciera lo que creyera conveniente - qué decir... haz lo que tengas que hacer... y si así apareces por mi blog mejor xD
     en un espejo te ves más guapo que en la realidad - y en la cámara te sueles ver más feo.... es lo que hay (también depende del día jaja)
     coger el agua para castillos medievales - parece ser que algún vasallo del rey no sabe dónde ir a buscar agua para su amo... busca una fuente o un pozo, allí encontrarás tu agua.
     www.petardas.com - no sé si sentirme ofendida.... ¬¬ .....  O.O lo he buscado en google y parece ser algo de porno... ¿Cómo narices llegaron a mi blog? O mejor dicho... ¿Cuántas páginas de Google tuvieron que mirar para llegar hasta aquí? xD
     monstruo que bota la ropa last - supongo que llegó por Last y mosntruo.... ¡oh! Si pones eso en Google salgo la cuarta, con la entrada de LC 12 :D
     sueña con ser mi esclavo - ¿me alegro? xD
     niñas reveldes acosadoras - repito que esta tampoco soy yo!
     aserenándose en la puerta - inspira.... espira.... calma!
     constantes vitales - pi pi piiiiiiiiiii - ni yo misma lo hubiera descrito mejor
     extraño a mi amiga de la infancia - yo también.... Marta, I miss youuuu
     se corta la cara con la cuchilla del patín - Au.... Akane, espero que estés bien! Y la persona por quien se buscó esto también....
     que tengo que hacer para que en el celular azumi alla cable - no creo que en este blog ayes tu respuesta...
     hay como hacer un pastel caducado - tan solo coge los mejores ingredientes pasados de fecha y esperar a que, tras comerlo, una diarrea impresionante llene tus días :D





Estas son algunas de las cadenas de búsqueda de este año.... Había otras que también tenían telita... pero he hecho una selección xD Por cierto... de esclavos había como 7 u 8... realmente da miedo....


Hikari

Abe Mao

Publicado por Hikari | Etiquetas: , | Posted On miércoles, 26 de octubre de 2011 at 14:30

Bueno, hagamos un inciso entre tanta historia y tanta anécdota, y pongamos un poco de música ^^
Abe Mao es una de mis artistas favoritas! Tanto japonesas como en general. He seguido su carrera desde el primer disco, y este año ha sacado el tercero (hice una entrada en Worl of Hikari, por si lo queréis descargar). Pero no había manera de encontrar las canciones en Youtube... pero hace un par de días investigando por las búsquedas relacionadas, metiéndome en conciertos y de más, he encontrado las canciones del disco =w= Así que voy a ponerlas aquí para que las podáis escuchar :D
La primera canción es del primer disco, pero es que me transmite mucha alegría esta canción, me parece muy mona jajaja



Y nada, estas son algunas de las canciones de Abe Mao jeje Si tenéis oportunidad de escuchar alguna más adelante ^^


Hikari

Juego de imaginación

Publicado por Hikari | Etiquetas: | Posted On domingo, 23 de octubre de 2011 at 12:52

No puedo con este ritmo... necesito vacaciones YA!!! Que sueño....
Bueno, ya lo avisé, que ayer seguramente no podría escribir nada... y efectivamente, estaba en lo cierto xDD Dormí tres horas.... así que mi cabeza luchaba para mantenerse despierta a toda costa... y no pude escribir xD Pero bueno, aquí estoy hoy :D ¡Resultado!

  • Arisu se va a morir de la vergüenza, pero va a aguantar el tipo delante de toooodos sus compis! CON DOS COJONES
Y nada, a ver que sale de aquí hoy. ¡Oh, y mi libreta de personajes! *Busca, busca...
....
Uff aquí está.... Pues nada, a ver que sale hoy de aquí :D

      Arisu se vio rodeada de un grupo de gente de su edad, sonrientes y curiosos en saber más sobre ella. Se empezó a poner nerviosa, y su pierna derecha empezó a temblar. Inspiró profundamente y cruzó su pierna izquierda por encima de la derecha, para disimular su temblor.
      – ¿Tu nombre es Arisu Iwakura, verdad? – preguntó uno de sus nuevos compañeros.
      – Sí... Encantada – Arisu hacía esfuerzos por sonreír naturalmente, aunque imaginaba su cara y se veía con una sonrisa falsa forzada. Lo único que hacía era darse apoyo a ella misma mentalmente.
      – ¡Uah! Arisu como el cuento – dijo una chica. Parecía que el nombre le gustaba. – ¿Te puedo llamar Arisu? Tú puedes llamarme Sakura.
      – Claro... ningún problema.
      Intentó acomodarse en la mesa, para estar más cómoda en aquella situación que le resultaba tan estresante. Sin embargo, al apoyarse empujó con el codo la libreta que había encima de la mesa, y cayó al suelo. Sonrojada y sin saber qué hacer, se dio un golpe suave en la cabeza con los nudillos.
      – Ja, ja, qué torpe – dijo Arisu, con una sonrisa nerviosa. Los compañeros sonrieron con ella.
      Al girarse a recogerla, una chica ya la tenía entre sus manos, y se la entregaba amablemente.
      – Ah, gracias – dijo. Por algún motivo, la mirada de aquella chica la calmaba. Todo su rostro mostraba serenidad, como si no estuviera en aquella clase con tanto alboroto. – Eras... Fukuyama, ¿verdad?
      – Sí – contestó ella. Parecía sorprendida, pero a la vez contenta. – Que bien que lo recuerdes.
      Entre las dos chicas se había formado un silencio. Su rostro pálido estaba ligeramente cubierto por una cabellera castaña, ondulada y algo alborotada, que le caía por encima de los hombros, hasta la altura del pecho. Sólo fueron unos segundos, pero para Arisu había parecido una eternidad el tiempo que estuvo callada, y cuando el resto sus compañeros continuaron hablando con ella, se sobresaltó y se disculpó. Fukuyama, a su lado, parecía que quería participar en aquella conversación, cuando Nakishima se puso delante de ella, interrumpiendo el contacto con la nueva allegada.
      – ¿Entonces yo también te puedo llamar Arisu? – dijo Nakishima sonriente. Arisu se volvió y al verla, le dio una sonrisa alegre, contenta de ver por fin a alguien conocido. Nakishima tomó aquella respuesta como un sí.
      – ¿Te puedo llamar Mayu, yo? – preguntó Arisu, pensando en que podría tener una amiga en aquel lugar.
      – ¡Me enfadaré si no lo haces! – exclamó risueña.
Tras un rato hablando, aquel tormento terminó. Arisu se sintió orgullosa de sí misma por haber aguantado aquella situación, y, a la vez, se sentía algo más integrada en aquella escuela.
      A la hora de la comida, Mayu invitó a Arisu a comer con ella y sus amigas. Estuvieron hablando de muchas cosas divertidas. Arisu aprovechó también aquel momento para observar a las personas de aquel instituto. Había gente muy diversa. Su concentración en la gente de la cafetería fue interrumpida.
      – ¿Qué? – preguntó Mayu divertida. – ¿Has visto a algún chico que te guste?
      –¡¿Eh?! – Arisu se sobresaltó, avergonzada. – N-no estaba mirando nada de eso. Sólo miraba la gente de la cafetería...
      Las chicas rieron. Arisu al ver que le estaban tomando el pelo, resopló, pero luego rió con ellas.
      – Por cierto, Arisu. ¿Has pensado en unirte a algún club? – preguntó una de las chicas.
      – ¿Club? Es verdad... Pues aún no he decidido nada. ¿Qué clubs hay en esta escuela? – preguntó Arisu, curiosa.
      – Uf, muchos ja, ja. De deporte hay baloncesto, tenis, natación... ¿Qué más?
      – Judo y tiro con arco – continuó Mayu. – Yo hago tiro con arco – dijo sonriendo.
      – Hala, qué guay. Yo no sé si tendría puntería para eso – Arisu rió tímida.
      – Bueno, luego para las ineptas para el deporte como yo – dijo tiendo una de las chicas, agachando la cabeza y señalándose a ella misma – también hay teatro, cocina, un taller de costura, música y literatura.
      – Ugh... literatura tiene que ser un rollo... – comentó una del grupo.
      – Sí, y además va la tonta de Mio – dijo Mayu. Todas rieron. Arisu no sabía quien era esa chica, pero parecía no caerles bien.
      – ¿Música? – preguntó Arisu, ignorando los comentarios que hacían sobre esa tal Mio.
      – ¿Te gusta?
      – Sí, desde siempre – Arisu sonreía. – Toco el piano, y mi padre me enseñaba a tocar la guitarra.
      – ¿En serio? Qué bien. A ver si un día nos tocas algo – dijo Mayu sonriente. – Pues hay una orquesta de música. Si te quieres apuntar seguro que te reciben con los brazos abiertos ja, ja.
      – ¡Sí! Y luego hay un grupo de chicos que tiene un grupo de música – dijo una de las chicas entusiasmada. – ¡Son tan guapos!
      A raíz de aquel comentario, las chicas empezaron a hablar de los chicos guapos del instituto, y se los iban señalando a Arisu con disimulo. Ella no estaba acostumbrada a hablar de esas cosas y se sentía un poco avergonzada.
      El día pasó sin ningún contratiempo, y Arisu regresó al dormitorio pensando a qué club podría unirse. En la habitación, sentada en el escritorio, golpeaba con la punta del bolígrafo la mesa, con la mirada en el vació, pensando. Entonces se dio cuenta de que Akimoto, su compañera de habitación, le estaba hablando.
      – ¿Qué? Perdona, estaba distraída – se disculpó Arisu.
      – Je, je, ya te veía. Que si tienes una goma – le pidió Akimoto.
      Arisu abrió el estuche y buscó por el trozo de goma rota que guardaba. Cuando lo encontró, se lo dio. Mientras Akimoto borraba, Arisu la miraba.
      – Akimoto... ¿Tú vas a algún club? – preguntó curiosa.
      – Sí, al de baloncesto – dijo sonriente, mientras le devolvía la goma. – ¿Estás pensando en apuntarte a alguno?
      – Sí... pero no lo tengo muy claro aún... Hay tantos...
      – Ya... A mí es que el básquet siempre me ha gustado mucho. De pequeña me picaba con mi hermano, que me sacaba como dos cabezas, a ver si encestaba más que él – Arisu rió ante la anécdota de Akimoto. – Bueno, no sé. Siempre puedes pedirle a tu tutora que te dé más información sobre los clubs.
      Akimoto y Arisu siguieron hablando un rato, pero la conversación terminó pronto porque ambas tenían cosas que hacer.
      Después de cenar con Mayu y sus amigas, Arisu regresó a la habitación.

Bueno.... la pregunta de hoy creo que está bastante clara xD

Sin saber qué hacer, te tumbas en la cama. No paras de darle vueltas a los clubs del instituto... ya has descartado unos cuantos; judo (porque no te ves ni fuerte ni hábil para ello), natación (porque tu resistencia nadando es bastante mala), teatro (porque te da mucha vergüenza hablar, aunque sea interpretando, delante de muchas personas), literatura (porque las chicas no te han hablado bien del club, y te da pereza tener que hacer reseñas de libros) y costura (tu manejo de la aguja no es que sea malo, pero odias pincharte cada dos por tres). Eso nos deja con 5 clubs para escoger... En la cama le das vuelas a los pros y los contras de cada club.
  • Baloncesto... no es que te entusiasme el deporte, y tu puntería y resistencia son muy bajas, pero Akimoto va a ese club y podría ser divertido, por eso te lo planteas.
  • Tenis... siempre te ha gustado jugar a tenis, pero habiendo tantas pelotas por en medio y corriendo de un lado a otro... hay muy altas posibilidades de acabar lesionada.
  • Tiro con arco... tu puntería es más bien pésima, pero Mayu va a ese club y podría ser divertido, por eso te lo planteas.
  • Música... la música es tu pasión y es lo que mejor se te da de todo... pero nunca habías tocado en una orquesta antes.
  • Cocina... no se te da mal cocinar, en casa lo hiciste muchas veces... pero eran comidas bastante simples... te da miedo que se te queme algo...
Y nada, estas son las opciones de hoy :D La próxima semana la historia volverá a salir el sábado, así que habrá un día menos para votar, pero bueno, no creo que suponga ningún problema ^^



© Hikari

Preparativos para Halloween

Publicado por Hikari | Etiquetas: | Posted On jueves, 20 de octubre de 2011 at 22:39

Uf, uf! Entre clases, prácticas y estudios ya no daba para más.... pues ahora además nos hemos puesto a preparar el disfraz de Halloween... y ahora sí que no tengo tiempo de nada xD Que bueno, oficialmente aún queda más de una semana, pero la fiesta de medicina de Halloween es mañana!! Y aquí estamos con los preparativos de última hora, liándolo todo =.=
No sé cómo he acabado con un montón de trabajo, el día que curiosamente más cansada estoy =.= En fin, me escaqueo de mis ""obligaciones"" para informaros de los acontecimientos :D Posiblemente este domingo os haga otra crónica (otra más para el cajón), con todo lo de la fiesta... y quizá algún vídeo jaja
Y eso, como la fiesta es el viernes... posiblemente el sábado esté resacosa (no de alcohol, porque mi estado no me permite beber mucho..., pero si de cansancio, mucho cansancio), así que no sé si tendré el cerebro disponible para escribir lo del juego de imaginación =.= Aún así, si no pudiera, la entrada la haría el domingo , así que tranquis jeje
Y Hana.... creo que de aquí a un par de semanas la retomaré, tengo que terminar unas cosillas antes =.= El trabajo se me acumula, vaya caca =.=

En fin, amores! Voy a seguir currando :D
Espero que os vaya todo bien ^^


Hikari

Anécdota de la semana

Publicado por Hikari | Etiquetas: | Posted On domingo, 16 de octubre de 2011 at 13:11

Veníamos de casa de una amiga, por la noche.
Una del grupo se ofreció a llevarnos en su coche.
Íbamos de camino a él, y vi, entre dos coches,
entre los cuales teníamos que pasar,
como corría una rata que se escondió debajo de uno de ellos.
Yo no dije nada, pasé por allí rápido y rezando porque no saliera,
y cuando ya pasamos se lo dije a las otras
(porque sino no hubieran pasado xD).

A los dos minutos o así, íbamos hablando, cuando de golpe
la chica que tenía al lado me agarró del brazo mientras gritaba.
Luego empezó a reír, con su otra mano en el pecho.
Resultó que la lengüeta de la cremallera del bolso
se había movido por el paso acelerado que llevábamos,
y se pensaba que era una rata xDDD

Me asustó mucho cuando pegó el grito, de verdad... xDD Pero que risa jajajaja


Hikari

Juego de Imaginación

Publicado por Hikari | Etiquetas: | Posted On sábado, 15 de octubre de 2011 at 12:26

Mira que Ichitaka me lo recordó ayer... pero me he levantado tan inspirada para estudiar que casi se me olvida... aprovecharé la mañana para escribir, a ver que se me ocurre xDD Oh, y siento no haber escrito Hana esta semana, pero llevo un acúmulo de trabajo que casi no me deja tiempo =.=

En fin, resultados!

  • El pueblo.... ha decidido.... que Arisu... se pondrá los auriculares para no molestar.
Es vuestra decisión... mmmjujuju *cough cough* Que me parece estupenda :D Ale, empecemos a escribir! *Imagination running* Quizá es largo porque no sé qué preguntar hoy xDDDD

      Arisu estaba estirada en la cama, con el móvil en la mano, buscando aquel juego de música que tan enganchada la tenía. Al iniciar el juego, la música sonó fuerte. Sobresaltada, tapó el auricular con la mano. Akimoto la miró.
      – Lo siento – se disculpó Arisu, que inmediatamente se levantó a coger sus auriculares del primer cajón de su escritorio.
      De nuevo, estirada en la cama, pulsaba los botones del móvil al ritmo de las canciones de grandes grupos de rock, en el momento indicado. Estaba tan metida en el juego, que ni siquiera vio cuando Akimoto se levantaba de su asiento. Sólo escuchó el fuerte golpe de la persiana cayendo rápida.
      – ¿Pasa algo? – dijo Arisu, tras poner el juego en pausa y liberando sus oídos del aislamiento que le proporcionaban los auriculares.
      – ¿Eh? N-no – balbuceó Akimoto, de nuevo sintiéndose avergonzada por su comportamiento. – Es que... ehm... había ruido fuera y me molestaba. 

      Arisu se extrañó de aquella respuesta. No entendía qué ruido podría haber fuera que hizo que fuera necesario bajar la persiana, estando ya la ventana cerrada. Sin comprender bien la situación, Arisu regresó a su juego, pero de tanto en tanto echaba miradas furtivas a su compañera. Una de esas veces se fijó en su rostro apagado y sus ojos brillantes, que parecían gritar a los cuatro vientos la pena de Akimoto. Arisu no se atrevía a preguntarle qué le pasaba, no sentía confianza en ella misma, y pensó que tal vez creería su compañera que era una cotilla.      Miró su reloj. Era quizá algo pronto para la hora a la que ella estaba acostumbrada a cenar, aún así decidió bajar al comedor del dormitorio. Salió de la habitación y cerró la puerta tras ella. Volvió la vista y miró hacia la puerta, como si pudiera ver a través, sintiendo como Akimoto se derrumbaba sobre la mesa. Apenada por su compañera, bajó las escaleras.
      Abajo en el comedor, había varios grupos de chicas, sentadas en distintas mesas, cenando mientras mantenían conversaciones animadas. Arisu miró qué había para cenar. Tomó un bol de arroz y un poco de pescado, y lo colocó sobre una bandeja. Con ella en la mano, buscaba un sitio libre donde sentarse, pero en todas las mesas había alguien, y le daba vergüenza. Un grupo de chicas miraban en su dirección, y levantaron la mano, indicándole que fuera con ellas. Arisu miró hacia atrás, para comprobar que de verdad era a ella a quien llamaban.
      – ¡Hola! – dijeron a coro todas las chicas de aquella mesa.
      – Tú eres la nueva, ¿verdad? – preguntó una de las chicas. Era una joven muy guapa, con un pelo liso negro brillante, que le caía por encima de los hombros. Arisu asintió. – Siéntate con nosotras.
      Las chicas se apartaron, dejándole un hueco en el banco que tenían aquellas mesas como asiento. Arisu lo agradeció, dejó su bandeja en la mesa y se sentó.
      – Yo soy Mayu Nakishima – dijo aquella chica, sentada a su lado, mientras colocaba su brillante cabellera detrás de la oreja.
      – Arisu Iwakura – dijo ella, mientras separaba sus palillos. Estaba muy nerviosa, no estaba acostumbrada a estar rodeada de tanta gente desconocida. Un palillo se le escapó de entre los dedos, rebotó en el bol de arroz y quedó estirado encima de la bandeja. Rió nerviosa. El resto de chicas sonrieron divertidas.
      Una a una, se fueron presentando. Arisu pudo ver que todas ellas eran muy guapas, pero ninguna tenía comparación con Nakishima. Pasaron la cena hablando y riendo. Arisu se lo pasó bien hablando de moda, maquillaje y chicos, que parecía ser el único tema de conversación de aquel grupo de chicas. Pero eran divertidas, y consiguieron que se relajara.
      Al día siguiente, Arisu fue a la sala de profesores, a conocer a su tutor. Resultó ser una mujer joven, de unos 35 años, que vestía con camisa y una falda hasta las rodillas.
      – ¿Iwakura? – preguntó ella al verla plantada en la puerta, mirando a todos lados. Arisu la vio y se dirigió hacia ella.. – Eres Iwakura, ¿cierto? Yo soy Ebisawa, seré tu tutora este año.
      Estuvieron hablando sobre el cambio de domicilio y el traslado a ese instituto de camino a la clase. Ebisawa intentaba que la chica se relajara, ya que parecía bastante tensa. Llegaron por fin a la clase 1-B.
      – Vamos – le dijo Ebisawa a Arisu, mientras abría la puerta, con una sonrisa fresca, que hacía calmar sus nervios. Entraron los dos en clase.
      Todo el ruido de los alumnos hablando desapareció en cuanto entraron ellos dos, lo que hizo regresar la tensión a Arisu.
      – Va, va, sentaos en vuestros asientos – decía la profesora, intentando poner orden en aquella clase. – Hoy tenemos a una alumna que se incorporará a nuestra clase. Espero que la tratéis bien. Se oían murmullos por la clase. Arisu entrelazaba sus dedos, nerviosa por la situación. Ebisawa la miraba , indicándole que debía presentarse a sus compañeros.
      – M-mi nombre es Arisu Iwakura. Encantada de conoceros – Arisu agachó la cabeza, mostrando respeto. Cuando levantó la vista a sus compañeros, pudo ver que Nakishima, la chica de la cafetería, estaba allí sentada, mirándola sonriente. Eso la tranquilizó un poco.
      – Muy bien Arisu, puedes sentarte al lado de Fukuyama – Ebisawa le indicó el asiento y Arisu se sentó.
      Cuando terminó la primera hora de clase, muchos de sus nuevos compañeros se acercaron a hablar con ella, curiosos por la novedad que suponía.



Vale, ahora sí. ¡Pregunta! (me ha costado saber qué preguntar @.@)

Eres una chica tímida que de pronto se ve rodeada por un montón de gente desconocida. Es verdad que tienes que relacionarte con tus compañeros, ¿pero con todos de golpe? Te empiezas a poner nerviosa y la pierna derecha se empieza a mover sola. ¿Qué haces?
  • ¡Huyo! Les pongo la excusa de que tengo que hablar con Ebisawa y me piro de ahí.
  • Tengo que salir de ahí... pero estoy demasiado nerviosa...
  • ¡Aguanto el tipo! Cruzo la pierna izquierda por encima de la derecha para que se deje de mover, y charlo con mis compañeros de clase.
Ale, estas son las opciones hoy :D Tenéis la encuesta en el lateral, as always ^^


© Hikari

Labrando un futuro xD

Publicado por Hikari | Etiquetas: | Posted On martes, 11 de octubre de 2011 at 11:10

Yo y mi hijo, que apenas tenía unos meses de vida, fuimos desahuciados de nuestra casa, y nos vimos en la calle. No sabía dónde ir, y decidí buscar un hotel para pasar un par de noches. Pero el único hotel que tenía habitaciones libres era un hotel-balneario y valía 499€ la noche.
– Pero yo no tengo ese dinero – le dije a la encargada del hotel.
– Tranquila, si no tienes dinero puedes trabajar para nosotros – dijo la mujer amablemente.
Mi cometido dentro de aquel hotel, era estar dentro del vestuario de los señores, sentada en una roca, y enseñar las tetas cuando ellos me lo pidieran (xDDDDD). No me sentía a gusto haciendo eso, pero era la única manera de subsistir.
Tras una semana, quedé con mis amigos. Yo creí que debía confesarles el cómo podía permitirme vivir en ese hotel. Se lo conté, llena de vergüenza. Pero ellos me apoyaron y se sintieron orgullosos de mí por hacer cualquier cosa por sacar a mi hijo adelante.


Es cortito, porque esa noche no dormí casi nada y me iba despertando. Luego tuve dos sueños más... pero no me acuerdo mucho. Pero sé que en uno de ellos le contaba a uno "Pues yo antes trabajaba enseñando mis tetas" xDDDD No sé, yo creo que es por la camiseta que llevaba para dormir, que a la que me movía un poco dejaba mis vergüenzas al aire xDDDD


Hikari

Crónica en Port Aventura

Publicado por Hikari | Etiquetas: | Posted On domingo, 9 de octubre de 2011 at 12:25

Por si no lo sabéis, ya es Halloween en Port Aventura! :D Para quien no lo sepa, Port Aventura es un parque de atracciones, situado en Tarragona, que está dividido como en 5 localidades: Mediterráneo, China, Polinesia, México y Far West (cada uno con su ambientación, sus atracciones y espectáculos :D) Mis amigos y yo fuimos el 1 de octubre a pasar el día allí. Fue, divertido no, lo siguiente. Os voy a contar todo lo que recuerdo por diferentes apartados jaja


La familia
Íbamos 10 personas en dos coches. Y en nuestro coche, no sé por qué, empezamos a decir que éramos como una familia. La conductora y la copiloto eran las mamás, y las tres que íbamos detrás éramos las niñas. Yo tenía 6 años, otra 9 y la restante 15. Y ahí nos íbamos picando entre nosotras xD Y luego dijimos que los del otro coche eran familia también, los tios y los primos... Luego durante el día íbamos sacando el tema y seguíamos metiéndonos los unos con los otros. A mí, no sé por qué, me dijeron que tenía déficit de atención y por eso tomaba anfetaminas (porque es el tratamiento para los niños hiperactivos, el efecto es contrario al producido en los adultos xD) y no sé por qué salté yo de repente "¡NO SON ANFETAS, SON CARAMELOS DE LIMÓN!"... total, que estuvimos todo el día con los caramelos de limón xDDD.


Furius Baco
El Furius Baco (o el bautizado por nosotros... tocino cabreao xD (porque bacon en catalán es bacó y una amiga dijo no sé qué de "tusino" y se quedó el nombre xD)) es la atracción más nueva del parque de atracciones, que te pone de 0 a 135 km/h en 3,5 segundos. Fue la primera atracción a la que fuimos. Una de nuestras amigas (mi hermana de 9 años xD) tiene un pánico tremendo a estás atracciones, pero como el trayecto no es muy largo, subió. Vas con los pies colgando, y durante la atracción va haciendo loops... muy guay, muy guay! ¿Y qué pasa? Que en esa atracción te graban en vídeo xD Como nos reímos después al ver los vídeos jaja Mi amiga iba agarrada, pero haciendo una fuerza increíble, con los ojos cerrados y los labios apretados... TODO EL TRAYECTO xDD fue muy bueno xD


Dragon Khan
El Dragón Khan es una montaña rusa de la hostia! Me encanta esa atracción... Pues estábamos en la cola, y un amigo decía que quería aplaudir para que nos siguieran el aplauso. Pero aplaudir por aplaudir queda muy mal xD Así que querían aplaudir a alguien del grupo para disimular. Pero nadie quería "quedar en ridículo" y como a mí ya me da igual dije "Apláudeme a mí". Pues fue decirlo y empezar a aplaudir xD Yo me reía y saludaba como una señora importante... y la gente me miraba y aplaudía también xDD Y nada, mi amigo orgulloso por conseguir un aplauso grupal xDD Él oyó que alguien dijo: "oye, pues es guapa!", y yo pensé que por lo menos quedar en ridículo había servido de algo xDD


Grand Canyon Rapids
También conocido como "Los rápidos" xD Vas en una "balsa" circular, así que ves la cara de todos. Y vas por el "río", que va haciendo baches, que es cuando salta el agua y te mojas xD Primero una amiga estaba "¡Foto! ¡Foto!" todos pasamos de ella y seguimos hablando y riendo. Cuando ves la foto que te hacen al final de la atracción... salimos todos hablando y ella sonriendo mirando a la cámara xD "¿Por qué no has avisado?" nos quejamos xDD
Me reí mucho también en un momento, en que nos agarrábamos todos a una cosa que había en el medio de la balsa, menos una amiga, que dijo "¿Por qué os agarráis?". Casi no le dio tiempo a terminar la pregunta que vino un fuerte bache y se tuvo que agarrar ella también xDD
Luego, el momento que creo que más me reí de todo el día... Soy muy mala pero es que los tenía en frente y casi que los pude ver a cámara lenta xDDD Mientras vas bajando los rápidos, la balsa va dando vueltas, y tanto puedes ir de frente como de espaldas. Pues yo iba de frente, y entonces vino un bache, lo que quiere decir que los que van de espaldas se mojan. Pero es que fue un bache muy grande, y saltó una gran cantidad de agua increíble... Vi la cara de pánico de una cuando vio todo el agua que se les avecinaba, y a mi amigo ya empapado... que acabó más mojado que en el Tutuki Splash... Que dolor de barriga de reírme... xDD


Stampida
La Stampida es una montaña rusa también, toda de madera... que representa como los raíles de una mina. Hay dos carriles, y salen dos vagones a la vez, uno de cada vagón, y se hacen carreras a ver quien llega antes. Pues subimos una vez de día y dos de noche. ¿Qué pasa cuando vas de noche? Que sólo ves las sombras de las maderas y el trayecto sólo lo ves cuando lo tienes justo delante... Una de las veces me subí en el primer vagón del todo... Cuando vas más atrás no da tanta impresión porque no lo ves todo, pero delante, ves lo que se avecina... pero de noche no ves nada... Mira que yo soy mucho de gritar, porque me encanta... pero creo que no había gritado tanto como esa vez xDDD Y además acabé con un moratón en la pierna de la fuerza que hacía con la pierna, que me clavé el muslo en la barandilla de seguridad xD Pero fue muy guay!!!!


Terror en Port Aventura Bueno, a mí los sustos no me gustan, porque desde que estoy algo delicada de salud, los nervios que paso con esas cosas no me hacen bien, así que suelo mantenerme alejada jeje. Pero todo Port Aventura estaba ambientado de Halloween... era muy guay :D Me encantaría trabajar allí, en serio jaja.
Iba con una amiga hablando, y había una mujer disfrazada de muerte que nos miraba. Y nos siguió con la mirada durante muchos metros, que llevábamos un minuto y mi amiga decía "que nos sigue mirando!" jaja. Luego vino un vampiro y le tocó el hombro.. que bote pegó xD y nos cogió del hombro y nos miraba el cuello... y yo "hey... xD".
Luego vimos también como el Pájaro Loco bailaba. Nosotras nos íbamos a buscar a los otros que ya deberían haber salido, pero oíamos la música todo el rato igual. Y mi amiga me dijo "¿No está la música muy alta?" y cuando nos giramos nos estaban siguiendo el Pájaro Loco y su séquito de brujas con la carroza xD Y nos siguieron todo el camino (porque casualmente iban al mismo sitio que nosotras xD) y yo de vez en cuando me giraba, y levantaba el brazo gritando "¡¡Por aquí!!" xDD
Para entrar en el Tren de la Mina (una atracción de México), tenías que entrar por una especia de túnel del terror... ahí si que entré yo, porque ya había entrado años atrás y no lo recordé muy aterrador. Pero es diferente ir con hermanos que van a su bola que ir con amigos que vas uno detrás de otro y agarrado xD Pasamos por un sitio y había un hombre subido a una barandilla y apoyado en una pared, que tú tenías que pasar por delante. Iba tan bien maquillado que yo pensé que era un muñeco! Y yo "holaaaa" jaja Y cuando giraba se agachó y nos asustó. Que a mí no me asustó porque yo estaba convencida que era un muñeco e iba "palante, palante como los caballos" xD. Pero la amiga que tenía agarrada de la cintura sí se asustó, y tiró fuerte de mí y no me podía mover.... Y tenía al otro tío encima y quería salir de ahí..... xDDD
Luego, en el túnel también, iba yo agarrada al brazo de una amiga, y ella me cogía la mano. Entonces se nos puso un hombre delante que no nos dejaba pasar. Y mi amiga "¿Me dejas pasar?" y él, con los ojos bien abiertos y esas lentillas que daban miedo, negaba con la cabeza. Y otra vez "Déjame pasar, por favor", y él que no. Mi amiga se movía hacia un lado y él bloqueaba el paso. Y ella hacia el otro lado y él también. Al final la dejó pasar pero cogió la motosierra que tenía al lado, yo pensé "Se irá a por las de atrás" (porque nosotras ya estábamos a un par de metros de él), pero mi amiga empezó a correr, gritando, y, sobre todo, con mi mano bien cogida xD Así que me tocó correr también xD Pero fue muy divertido.


Luego había atracciones que sólo hay en Halloween, como la Selva del Miedo, que la abren en la Polinesia a la noche. Pero como yo no quería ir, dije "os espero fuera". Al final una amiga que prefería ir de atracciones en vez de estar una hora y pico haciendo cola, nos fuimos las dos de atracciones :D Que todas las montañas rusas son mejores de noche... a parte de porque ves todas las luces, no ves nada de lo que se avecina y da más impresión! :D Es muy guay! (cuántas veces he dicho esto ya? xD) Además que no hay nada de cola!!!
Fue todo genial, y espero poder repetirlo el año que viene :D



© Hikari

Juego de Imaginación

Publicado por Hikari | Etiquetas: | Posted On sábado, 8 de octubre de 2011 at 13:41

Y por fin el día ha llegado :D
Uaaaaaaaahhh bieeeeeeeeeeennn ¡La gente enloquece de alegría! Síiiiii wuuuuuuuuuuu

Enough.... xD En fin, ayer terminaron las encuestas.... Todos habéis colaborado mucho, y estoy muy agradecida ^^ Algunos en el físico, algunos en hechos de su vida y rasgos de su personalidad.. así que he cogido las cosas que más me han gustado y las he añadido a la historia y al personaje. Así que os quiero presentar... a vuestro SIM! (quería pintarlo pero por motivos de agobios varios no he podido... pero lo empecé a pintar, os lo aseguro :D Ya lo veréis algún día... juas xD)

 gracias Shuka :D

Su nombre es Arisu! Es una chica muy alegre, pero le cuesta abrirse a los demás. Su pasión es la música: canta y toca el piano, y su padre le enseñaba a tocar la guitarra, aunque es algo que no domina mucho. Es algo torpe, y cuando está nerviosa tropieza con frecuencia. Le gustan las historias de miedo, pero tiene una fobia que no ha confesado a nadie (y que vosotros descubriréis durante la historia si la situación que escogéis es favorable para ello :D).

Y ahora, sin más dilación, os dejo con la historia :D Hacía tiempo que no escribía directamente las historias en el blog jeje

      Arisu abrazaba a su padre, conteniendo las lágrimas. No quería dejarlo ir, porque sentía que entonces no lo vería más.
      – ¿De verdad te tienes que marchar? – preguntó ella, triste.
      – Lo siento, cariño – él le acariciaba la cabeza con ternura. – Son cosas del trabajo. Además, contra más lejos de tu madre mejor.
      Arisu se separó de él, suspirando de manera melancólica. La familia se había roto, y ella no había podido hacer nada. Su padre la miraba apenado; él tampoco quería dejarla marchar. Acarició su mejilla y le repitió una última vez lo mucho que la quería.
      – Quiero que tengas esto – dijo, mientras le entregaba su guitarra, que llevaba colgada al hombro. Siempre había sido muy especial para él. Se la compró cuando Arisu tenía 7 años, y estaba grabada con las iniciales de los dos.
      Arisu la tomó con mucho cuidado. Sus manos temblaban mucho.
      – Yo también quería darte esto – sacó de su bolso el cuento de Alicia en el País de las Maravillas que tantas veces le había leído de pequeña. Al llamarse igual que la protagonista, ese libro se había convertido en su favorito, y siempre hacía que su padre se lo leyera.
      Él lo tomó con cuidado y sonrió. La abrazó otra vez y por fin se despidieron. Arisu lo vio marchar. Apretaba fuerte la funda de la guitarra, conteniendo sus lágrimas el máximo tiempo que fuera posible, para cuando la mirara una última vez pudiera sonreirle.
      Su madre la esperaba a unos metros de allá. Cuando Arisu se acercó finalmente, la tomó del hombro y la abrazó de camino al coche.
      De vuelta a casa, ambas estaban calladas. Arisu miraba por la ventana los aviones que despegaban y volaban por el cielo, imaginándose a su padre leyendo el cuento que le había entregado, sonriente.
      – Arisu – dijo su madre, sin quitar la vista de la carretera –, cuando lleguemos a casa tendrás que recoger tu ropa. ¿Lo recuerdas?
      – Sí – dijo suspirando.
      Como ninguno de los dos tenía dinero para comprarle la mitad de la casa al otro, habían decidido venderla. Su madre se iría a vivir con su hermana, y Arisu iría a un internado, para no abusar de la amabilidad de su tía. Habían buscado el internado entre los dos padres, y como fue la última cosa que hicieron juntos, pensó que aquel instituto debería ser un buen lugar.
      Las horas corrían. Aquella noche fue larga, pensando en todo lo que dejaba atrás y en todo lo que había perdido. El sol la hizo despertar. En aquella habitación vacía sólo había su cama, una cómoda, y su maleta. El resto de cosas estaban repartidas entre el dormitorio donde pasaría su vida escolar y el trastero de casa de su tía.
      – ¿Estarás bien? – dijo su madre, reacia a dejar a su hija libre. No solía mostrar sus sentimientos delante de la gente, pero había sido un mes tan duro, que no pudo evitar llorar ante la sensación de perder a su pequeña.
      – Sí, mamá – Arisu se forzaba a sonreír, para que viera su madre que no había ningún problema.
      Tras despedirse, subió al coche y Arisu entró al dormitorio. Todas las chicas de aquel sitio la miraban. "Debe ser la nueva" murmuraban. Al haber empezado el curso hacía ya tres semanas, todo el mundo sabía que ella no pertenecía a aquel lugar y que era la recién llegada. Avanzaba hacia el dormitorio que le había sido asignado mirando al suelo. No le gustaba sentirse observada. Sus manos temblaban y su maleta se tambaleaba de un lado a otro, perdiendo la estabilidad.
      Por fin llegó a su habitación, pero al parecer, su compañera de cuarto no estaba. Su mitad de la habitación estaba llena de cajas, así que aprovechando que no molestaría a nadie, decidió colocar sus cosas.
      Al cabo de un rato, abrieron la puerta de la habitación, e inmediatamente la cerraron de un portazo. Con furia, caminaba una chica alta de pelo corto, que apretaba fuerte sus dientes y murmuraba maldiciones contra alguien. Entonces la chica la vio. Arisu estaba agachada sacando cosas de las cajas, y la miraba sorprendida. De repente, toda la tensión del cuerpo de aquella chica desapareció. Parecía avergonzada.
      – Hola – dijo ella. – Perdón por el portazo... Soy Chie Akimoto.
      – Ehm... hola – dijo Arisu, mientras se ponía en pie. – Mi nombre es Arisu Iwakura. Soy tu compañera de habitación. Encantada.
      Akimoto vio que estaba ocupada, así que la dejó hacer sus cosas. Cogió su libreta de apuntes y se puso a hacer unos ejercicios que les habían mandado hacer para el día siguiente.
      Cuando por fin terminó de colocar sus cosas, Arisu se estiró en la cama, a jugar con el móvil, porque tampoco tenía otra cosa que hacer. Akimoto parecía ocupada haciendo sus deberes, pero por algún motivo también parecía preocupada...


¡BIEN! ¡PREGUNTAS! Antes de escribir nada, la pregunta os la pondré en segunda persona, o sea, como si vosotros fuerais Arisu :D En fin, ahí va la situación:

Estás en la cama jugando con el móvil mientras tu compañera de habitación hace deberes. En silencio es aburrido hacer las cosas, así que piensas que quizá deberías ponerte los auriculares para escuchar la música del juego, que es tipo Guitar Hero pero bastante más cutre, y así no molestar a Akimoto. ¿Te pones los auriculares?
  • No
Difíciles las respuestas eh.... xDDD
Igual parece una pregunta tonta, pero.... vuestra respuesta a esta simple preguntas hará llevar la historia hacia un lado o hacia otro :D Ale, a votar! jajaja



© Hikari

Hana (29)

Publicado por Hikari | Etiquetas: | Posted On miércoles, 5 de octubre de 2011 at 11:00

      Hana estuvo pensando en cómo poder sonsacarle la información a Ryosuke durante el camino a casa, pero no se le ocurrió nada. Con Kato no tenía muchas ganas de hablar, así que pensó que quizá engañando a Yoichi podía conseguir algo. Poco después de llegar a casa, Hana lo llamó al móvil.
      – ¿Hana? – preguntó Yoichi confuso al otro lado del teléfono.
      – ¿Cómo es que me llamas?
      – ¿Qué pasa? ¿No puedo? – Hana intentaba disimular su interés por todo el tema de la pelea.
      – Sí, claro – Yoichi reía cortésmente. – Perdona. Es que me ha sorprendido.
      – Es que quería disculparme, porque parece que estés siempre en medio de todo – empezó diciendo Hana, para abrir el tema de conversación.
      – ¿A qué te refieres?
      – A lo de la pelea, que ya me he enterado de qué paso… – Hana hizo una pausa. Estaba concentrada en lo que oiría al otro lado del teléfono.
      – ¿Ah, sí? – la voz de Yoichi se volvió seria. – Al final te lo han contado. ¿Pero por qué me llamas a mí?
      – Pues – Hana se quedó sin argumentos. No sabía qué decir, pero sabía que tenía que contestar algo para que no sospechara –, para disculparme. Me sabe mal que estuvieras ahí de por medio.
      – Ya, bueno… – Yoichi se quedó callado durante unos instantes, lo que hizo que aumentara la expectación de Hana por escuchar lo que tenía que decir. – Era inevitable. Sé que el perro de Kato no quería morder a la hermana de Ryosuke. Kato no tenía la culpa, pero Ryosuke se enfadó y…
      – ¿Eso pasó? – Hana estaba realmente sorprendida con lo que Yoichi le había explicado. – No sabía que Kato tuviera perro… – comentaba para sí misma, pero en voz alta, sin pensar en que Yoichi la escuchaba.
      – Y no tiene – unas carcajadas empezaron a escucharse por el altavoz del teléfono. – Sólo quería averiguar si de verdad lo sabías o no. – Yoichi siguió riendo. Hana agachó la cabeza y torció la boca, derrota da por haber sido descubierta. – Si no te han dicho nada yo no te lo voy a contar.
      – ¿Pero por qué? – Hana adoptó su tono de súplica, para intentar convencer a su amigo de que se lo contara.
      – Porque no. Ja, ja. Adiós, Hana. Hasta mañana.
      Yoichi colgó el teléfono antes de que Hana dijera nada. Se estiró en la cama, y golpeaba el colchón con las manos, para desahogar su rabia. Cuando estuvo algo más relajada, empezó a preguntarse si el motivo por el que tenía que ser Ryosuke quien se lo dijera era porque tenía algo que ver con ella.
      Al día siguiente, Hana volvió a hablar con Ryosuke para que le dijera el motivo de la pelea. Le seguía por el camino de camino a clase, pidiéndole que le diera una explicación. Una de las veces, Ryosuke se paró en seco, y a Hana le costó frenar tan de repente. Él suspiró y la miró fijamente, con una expresión muy seria.
      – ¿Por qué tienes tantas ganas de saberlo? – preguntó Ryosuke. Su mirada hizo estremecer a Hana, y la dejó sin palabras por unos instantes.
      – Pues… – Hana se mostraba vacilante en su respuesta – Al principio era por curiosidad, porque me sorprendió bastante que os pelearais. Pero cuando pregunto todo el mundo me dice “Pregúntale a Ryosuke”, y tú no me quieres decir nada… Así que he llegado a pensar en sí yo tenía algo que ver…
      Ryosuke no decía nada, sólo la miraba. En su rostro se veía reflejado el deseo de hablar, pero era incapaz de articular palabra. Hana lo miraba expectante, jugando con sus dedos mientras miraba los ojos confusos de Ryosuke.
     – Sólo sí o no – le dijo Hana.


©
Hikari

Cosas del pasado (sueño)

Publicado por Hikari | Etiquetas: | Posted On martes, 4 de octubre de 2011 at 12:04

Todos estábamos en esa casa. Allí hacíamos cursos de varias cosas y nos relacionábamos entre nosotros. El último día tocaba química y, yo, llegaba tarde. Bajé las escaleras a trompicones, apoyándome en la barandilla para pegar saltos más grandes. Pero ninguno de los pisos parecía ser el correspondiente con la sala de química. Por algún motivo, yo sentía que el aula estaba arriba del todo, pero yo bajé. La clase terminó, pero no me pasó nada por no asistir. Sin embargo, yo sentía una opresión en el pecho, pero no sabía por qué. 


Regresamos a la habitación a hacer las maletas para volver a casa. A todo el mundo le faltaba algo; algo importante de su vida, de su infancia. A mí me faltaba mi muñeca. Una muñeca que me ha acompañado desde que tenía a penas meses. Ahora ya estaba descolorida por el paso del tiempo, pero la seguía guardando con un cariño infinito. Pero ya no estaba. Todos bajamos a reclamar, pero no había nadie. Salimos a la calle, a tomar aire fresco y a maldecir la gente de aquel edificio. De pronto, un montón de chiquillos vestidos de azul pasaron corriendo justo delante de nosotros. Entre los niños hubo alguien que me sobresaltó. ¡Era yo! Diez años más joven, pero yo al fin y al cabo. 


Cada uno de nosotros se reconoció a sí mismo y, atónitos, seguimos a los niños. Llegamos a un parque. El suelo era de cemento de varios colores. Ahí los niños jugaban y corrían, riendo sin parar. Todos nosotros estábamos mirando desde una posición más alta, a través de una verja, buscando a nuestros antiguos YOS. Pero yo no me veía. Entonces, sobre unos patines vi a alguien que por unos instantes creí ser yo. Bajé corriendo. Una amiga mía estaba hablando con mi yo del pasado. Fui a por mí misma, de una forma ansiosa, y la agarré por los hombros pensando en preguntarle por la muñeca.


– ¿Qué haces? – me preguntó mi amiga. 
– ¡Esta soy yo! ¡Tiene que saber dónde está…! – no pude acabar la frase que mi amiga me interrumpió. 
– ¡Pero si este niño es Juanan! – exclamó ella. 


Entonces, al ver a quien creía que era yo más de cerca, resultó que sí que era un niño. Llevaba gafas. El pelo le caía ligeramente por encima de las orejas. Me miraba sin ningún tipo de expresión en el rostro. Mi amiga se fue, y yo me puse en pie, sin apartar la mirada del niño. “Si yo no sabía patinar” pensé desanimada. 


– ¿Sabes dónde está Hikari? – pregunté triste. 
– Sí – contestó el niño. 
– ¿Dónde? 
– En su casa. 


Era lógico. Yo de pequeña nunca tuve muchos amigos, pensé, así que era normal que estuviera en casa sola con mi muñeca. 


– Hikari la de gafas, ¿no? – dijo el niño. 
– ¿Gafas? – era raro, porque hasta los 12 años no me pusieron las gafas. No entendía que quería decir. 

Aquí hay un hueco en el que no recuerdo nada, o dejé de soñar o no sé xD Lo último que recuerdo es estar Carlos y yo jugando con la PSP a un Kingdom Hearts nuevo que uno de esos niños nos había enseñado xDDD
Y no sé, no entiendo mucho el sueño xD


 Hikari

Hana (28)

Publicado por Hikari | Etiquetas: | Posted On lunes, 3 de octubre de 2011 at 11:08


      – ¡Eh, Yoichi! – exclamó Hana de repente. – ¿Tú sabes por qué se han peleado Kato y Ryosuke?
      – Ni me hables de eso… – por la cara de frustración que puso en ese momento, Hana pudo ver que él había sido testigo presencial de todo aquello. – Se han vuelto idiotas los dos.
      – ¿Y no sabes por qué ha sido? – preguntó Natsumi curiosa. Yoichi las miró a las dos, pero luego centró su vista en Hana. Suspiró.
      – Pregúntale a ellos…
      Hana esperaba que le contara algo, y al decirle de nuevo que le preguntara a ellos, se decepcionó un poco. Natsumi miró a Yoichi como iba hacia su asiento. Entonces miró a Hana, mordiéndose el labio inferior. Hana la miró y sonrió.
      – ¡Voy a ver si puedo animarlo! – le dijo Natsumi a Hana, flojito, mientras daba un saltito hacia delante, para ir a buscar a Yoichi.
      Hana la miraba sonriente mientras Natsumi se alejaba. Entonces volvió la vista a Ryosuke, que parecía no haberse movido ni un milímetro desde antes. Decidió acercarse a él y preguntarle directamente. Se puso enfrente de su mesa y se agachó, apoyando su cabeza sobre sus brazos, cruzados encima de la mesa.
      – Ryosuke… ¿Qué ha pasado? – Hana intentó que su voz no temblara ni pareciera enfadada.
      – Nada – dijo él avergonzado, apartando la mirada. El fino hilo de voz de Hana y su mirada llena de preocupación lo ponían algo nervioso. Por un instante, volvió a mirar a Hana, que sacaba sus labios hacia afuera poniendo morritos y lo miraba triste. Ryosuke suspiró, sin saber qué hacer o qué decir. – Estaba cabreado.
      – ¿Y qué pasó? – Hana se mostraba insistente, pero Ryosuke no parecía muy dispuesto a hablar del tema.
      – Le pegué… – dijo sin más. Parecía estar dándole vueltas a sus palabras, como si lo que de verdad quería decirle fuera incapaz de pasar más allá de su garganta, haciéndole un nudo que le cortaba la voz. Su mirada huía todo el rato de los ojos de Hana.
      – Pero, ¿por qué? – a Hana le ponía nerviosa el tener que sonsacar la información como si tirara de un hilo. Pero Ryosuke no parecía muy participativo en aquella conversación.
      – Ya te lo he dicho… Estaba cabreado – respondió sin más.
      – Le pegaste… ¿porque estabas enfadado? – Hana era incapaz de creerse una excusa tan burda. Sabía que alguien como Ryosuke era incapaz de golpear a alguien si no tenía un buen motivo para ello. Pero él asintió, esquivando la mirada de Hana. – Venga ya… ¿Pretendes que me crea eso?
      El profesor entró en clase en ese momento. Ryosuke miró hacia la puerta, pero en el camino encontró los ojos fijos de Hana, que no se apartaron de él en ningún momento. Inspiró profundamente y apartó la mirada para que ella no notara los nervios que le causaba todo aquello. Hana se levantó, apoyando sus manos bruscamente sobre la mesa. Estaba molesta porque dos amigos se habían peleado y nadie le decía la verdad sobre todo aquello.
      Tras las clases, Ryosuke recogió sus cosas rápidamente y salió del aula, para evitar otro interrogatorio de Hana. Se sentía cobarde y miserable, pero era incapaz de enfrentarse a ella en aquella situación, ya que cuando se le metía algo en la cabeza siempre se mostraba muy insistente.
      – ¡Jo, Natsumi! – Hana descargó su pesar sobre su amiga. – Nadie quiere contarme nada. Todo el mundo me dice “Pregunta a Ryosuke” y va y me dice que le pegó porque estaba mosqueado. ¿Tú te crees?
      – Siempre ha sido muy cutre inventando excusas – Natsumi reía al oír lo que Hana le contaba. – En seguida se le ve el plumero.
      – ¿Tú te has enterado de algo?
      – Qué va. Yoichi no parecía muy dispuesto a hablar. Y Kato… Ja. Es el tío más cabezón que conozco. Cualquiera le saca información. – Natsumi contempló el rostro de su amiga. Parecía preocupada por aquella situación, y le supo mal no poder ayudarla en todo aquello. – ¿Quieres que trate de sonsacarle algo mañana después de fotografía?
      – ¿En serio? ¡Gracias! – exclamó Hana. Sabía que siempre podía contar con ella.

© Hikari

Anécdota de la semana

Publicado por Hikari | Etiquetas: | Posted On domingo, 2 de octubre de 2011 at 9:30

Bueno, hoy os voy a contar un poco lo que pasó el día 24 cuando celebré mi cumple :D Me salto la cena, que hubo muchas anécdotas y muchas risas, con muchos recuerdos también.... Pero vamos directamente a los postres ôô

Mientras a mí me entretenían por el fondo de la mesa con cosas como "¡Eh! ¡Una cosa! ..... No me acuerdo :D", yo, empanada de mí, no me enteré de lo que pasaba a mis espaldas... que tramaban cosas con el camarero xDD
Pues nada, trajeron los postres y me viene el camarero "¿Tú que habías pedido?" y yo le repito el postre y se va, y de golpe viene con un plato con una libreta así muy cuca debajo (foto de al lado)... Y yo me quedé como un rato parada, mirándolo, pensando "Aquí hay algo sospechoso" xDDD Los miré a todos, que estaban riendo, y de golpe empezaron a cantar el cumpleaños feliz. ¿Qué pasaba esa noche? Que había partido del Barça... y nosotros estábamos en la mesa que estaba en frente de la tele, y como yo no quería ver el partido, estaba de espaldas a ella... eso me sitúa delante de todo el restaurante, que estaban todos posicionados en dirección a la tele... Ver como tus amigos cantan el cumpleaños feliz a grito pelado en un lugar desconocido da vergüenza... pero ver como gente desconocida sonríe, te miran, y también cantan es... horrible para alguien como yo xD Y encima me empiezan a decir que hablara... Iban listos xDDD

En las primeras páginas de esa libreta, cada uno escribió unas palabras sobre mí... la verdad es que fue super bonito... Creo que no lloré porque tenía mucha vergüenza jaja Y luego me regalaron también un vale para una exfoliación de cuerpo entero con sales del mar muerto y no sé qué vitamina y un masaje relajante de 25 minutos... =w=

Después de cenar fuimos al Lunatic, que es un bar de copas musical. Me encantó. Los artistas que salieron a cantar eran geniales. Me reí mucho cuando salió Joan Tena (de OT) y dijo "Hola. Soy Joan." y saltó mi amigo "Hooola Joaaaaan" que se giró y se empezó a reír xDDD Preguntó "¿Hoy alguien cumple años?" y todos mis amigos (que estábamos en una esquina de la sala..) "Aquí, aquí!" Me miró y yo levanté la mano, aunque ellos querían que me pusiera en pie ¬¬ Me preguntó el nombre y me dice "Ayer te compuse una canción :D Y por culpa de eso no me he podido aprender las otras tres... Pero bueno, tú canción dice así... Cuuumpleaaañooos feeeliiiiz ♪" y otra vez me lo cantaron... pero esta vez fue más divertido jeje Y sus chistes malos... no sé por qué me reí tanto (igual por el Lambrusco de la cena y el medio coctel que llevaba ya pimplao xD), del nivel de:

Hola, ponme 200 gramos de jamón.
¿York?
Sí, turk.

Y cada uno era peor que el anterior, pero no podía parar de reír xD Y luego vino Manel, con sus sardanas guarrindongas y su canción de la rana xDD



Pero era muy divertido, imitando a todos animales... Me reí mucho cuando imitaba a la suegra xDD Y luego, con sus moralejas... Él cantaba una "moraleja", que era muy divertida también, lástima que no recuerde ninguna... Entonces en el estribillo cantábamos nosotros "Está muy bien, está muy bien, está muy bien. De esta opinión participo yo también. Haz bien, y no mires a quien, cabrón!". Era muy bueno porque claro, al principio estaba todo el local partiéndose de risa, pero todo el mundo, por algún motivo, llegaba al cabrón xD

Fue una noche muy divertida :D



Hikari