The Lost Light (40)

Publicado por Hikari | Etiquetas: | Posted On sábado, 12 de junio de 2010 at 12:38

Bueno, la historia se acerca a su fin (aún quedan unas pocas entradas por eso xD). Tengo otra pregunta de Carlos que, en cuanto tenga tiempo, acabaré de dibujar para contestarte =D A ver si se anima más gente jejeje En la próxima entrada haré otro resumen, que sé como es el mes de Junio para muchos, y no quiero saturaros luego =D

Ah, ah, ah! Noticia importante. Last Century ya está acabada ^^ Lo que pasa es que esta la escribí en word y entonces hay dos opciones:
  • Subir el documento a Mediafire y os vais descargando los distintos archivos (15 en total)
  • Ir subiendo la historia al blog, lo cual se alargará a más de 15 entradas, porque no os voy a meter 3-4 folios aquí ¡ZASCA! PARRAFADA xD
Así que pondré una encuesta y ya me decís lo que preferáis. Si da la casualidad de que no se vota (xD) pues haré lo que me sea más cómodo xD La empezaré a subir cuando acabe The Lost Light, así que aun queda xD

Ale, os dejo con la historia ^^

Al día siguiente en principio decidieron partir, pero Mina dijo que quería investigar el bosque, así que al final se quedaron otra noche más. Mina fue al bosque acompañada de Yuki, Sui y Kaito, mientras Ryuka, Koan, Mitsu, Balder y Akane permanecieron en el pueblo (en el que lucharon contra Sumei). Akane estaba muy callada, no decía nada. Mitsu la miraba de reojo y luego se daio cuenta de que Ryuka lo estaba mirando, así que apartó la mirada hacia otro lado. Koan dijo que quería entrenar un poco con el arco, que estaba cansado de estar sin hacer nada. Ryuka dijo que iba con él, y Akane dijo que también se apuntaba. Ryuka miró a Mitsu con cara de enfado, pero Mitsu no pudo hacer nada. Se quedaron Balder y Mitsu en la posada. Cuando los otros tres ya se habían ido, Mitsu apoyó la cabeza sobre la mesa.

Mitsu: ¿Por qué es tan difícil...?
Balder: jaja Pobre chico... ¿aún no le has dicho nada a Akane?
Mitsu: ¿Tú también con eso?
Balder: La verdad es que hacía tiempo que se veía química entre vosotros, y claro, desde lo del beso...
Mitsu: ¿En qué momento se me ocurrió hacer eso..?
Balder: ¡VA! Que estar enamorado no es algo tan malo.
Mitsu: ¿Y tú que sabes?
Balder: ¿Qué te piensas que por ser mayor que vosotros no entiendo de estas cosas?
Mitsu: Bueno, no sé. Tampoco es que te conozca mucho...
Balder: También es verdad, jajaja. Pues para tu información yo estaba casado, incluso tenía una hermosa hija.
Mitsu: Algo de eso me suena...
Balder: Era una mujer tan hermosa... la conocí con tu edad. Se llamaba Emiko... *suspiro* como la hecho de menos...
Mitsu: ¿Y cómo la conociste?
Balder: Aaaah... te interesa ¿eh? jajaja Pues yo estaba entrenando un día, cuando aún no era Caballero propiamente y ella vino corriendo diciendo que su gato se había subido a un árbol. Jajaja Al principio nuestro entrenador la echó de allí, pero luego dando una vuelta me la encontré intentando trepar al árbol... era tan graciosa jajaja

Mitsu sonreía mientras Balder le contaba tan ilusionado la historia de como conoció a su mujer.

Balder: Pues eso, la ayudé con el gato... Quiso agradecérmelo... y ya nos fuimos viendo más y eso.
Mitsu: Que gracia...

De repente, empezaron a oír barullo fuera. Los dos salieron corriendo a ver que pasaba. Unos bandidos estaban atacando el pueblo. Mitsu desenvainó la espada. Vio que uno de ellos había cogido a una niña y fue a ayudarla. El bandido, que era grande y fuerte, llevaba un hacha bastante grande. Mitsu nunca se había enfrentado contra un hachero, pero aún así no perdió la confianza y logró vencerlo sin poner en peligro a la niña, la cual salió corriendo a los brazos de su madre. Balder cogió el hacha del bandido y se puso a luchar junto a Mitsu. Esta vez, Mitsu se sentía de verdad útil, porque contra los enemigos anteriores, que todos tenían poderes, se sentía inferior. Además, dentro de él ardía un poco el fuego de la venganza, ya que fueron unos bandidos los que acabaron con su familia. Aunque Mitsu y Balder eran muy fuertes estaban en desventaja numérica. Entonces, llegaron Koan, Ryuka y Akane. Koan disparaba flechas y Ryuka cogió una de las espadas de los bandidos muertos y luchó junto a ellos. El fuego se lo reservaba para cuando estuvieran en apuros más graves. Sin embargo, Akane no podía hacer nada, porque a penas tenía fuerzas para usar sus poderes. Mientras trataba de refugiarse, uno de los bandidos la cogió por detrás y se la llevó.

Akane empezó a gritar para que los demás la oyeran y la ayudaran. Mitsu la vio y corrió tras el bandido. Como era grande y, además, cargaba con la chica, no tuvo mucha dificultad para alcansarlo. Mitsu lo adelantó, frenó de golpe y con la espada apuntando al pecho del bandido le dijo que la soltara. El hombre la dejó caer bruscamente. Mitsu lo miró enfurecido y le dijo que tirara el arma. El hombre parecía que la cogía despacio, pero atacó a Mitsu de repente. Él pudo esquivar el ataque pero le dejó en una mala posición y el bandido lo atacó de nuevo. Akane hizo un pequeño escudo sobre Mitsu y el arma del bandido rebotó, permitiéndole a Mitsu atacar rápidamente. Mitsu logró herirlo y, en un momento de flaqueza, logró acabar con él. Se giró hacia Akane y vio que estaba algo desfallecida, ya que aún no se había recuperado del todo y había usado su magia para protegerlo. Mitsu le acarició la cara y le preguntó si estaba bien, si le había hecho daño. Ella le dijo que no, temblando. Mitsu no pudo soportar verla en ese estado, y la abrazó fuertemente.




©Hikari

Comments:

There are 1 regalos for The Lost Light (40)